En estos días de confinamiento en mi apartamento privado, he juntado dos de las aficiones que provocan que más deprisa se acelere mi corazón.

El baile y los disfraces.

Con el baile y la danza siento como mi cuerpo se inunda de las vibraciones de la música y las sensaciones que me trasmite… increíble.

Con los disfraces mi imaginación vuela y las fantasías aparecen dentro de mí. Da igual que sea de azafata, enfermera, bailarina sensual, colegiala, doncella… es siempre embriagador.

Cuando se juntan el baile y los disfraces se me disparan las hormonas y me hacen disfrutar experiencias llenas de sensualidad y erotismo.

Besitos
.

Abrir chat